look verano

 

Estamos en el ecuador del período estival. El calor agobia y apenas podemos averiguar qué tipo de maquillaje es el mejor para que no se derrita en nuestro rostro.

Mi Maquilladora quiere daros algunos consejos para que sepáis qué productos cosméticos son los más adecuados para ello, además de proporcionaros lo último en tendencias de looks veraniegos y cómo llevarlos con estilo y originalidad.

 

Maquillaje y el calor

 

Es importante que antes que nada sepáis que, todo maquillaje es vulnerable ante la luz, la humedad y el calor. El motivo es porque cuanta más temperatura, más alteración del pigmento, los aceites se vuelven nocivos a la piel y una precoz caducidad de los conservantes y aditivos que pueda llevar el cosmético.

Por eso, lo mejor es, tal y como suelen decir los envases, que se mantengan en un lugar fresco y seco.

Hay componentes muy sensibles a los cambios de temperatura que son muy dañinos para nuestro cuerpo. Un ejemplo son los parabénos, el aluminio, el plomo y el aceite de palma, entre otros. Pero la OMS poco a poco los va retirando del mercado.

En este caso, lo adecuado es mirar siempre los componentes de vuestros productos favoritos y hacer una toma de consciencia para evitar problemas de salud a la larga.

productos verano

 

¿Qué base de maquillaje es el mejor en verano?

 

El mejor sin lugar a dudas es aquel que tiene filtros solares altos, que sean de textura fina, de componente acuoso y no aceitoso y por último, que tenga un efecto hidratante- iluminador.

Un plus son aquellos que son de larga duración y resistentes al agua.

El motivo de todo esto es porque:

  1. Siempre hay que usar protector solar, incluso en invierno. Si conducimos, nuestro parabrisas actúa como lente, si vamos andando, aunque no lo notemos, estamos igual de expuestos que si estamos en la playa o piscina. El factor de protección más adecuado es por encima de 30spf.
  2. La textura es muy importante, si es muy densa, aunque nos pongamos menos cantidad el efecto quedará artificial. Es entendible que se quiera cubrir manchas, imperfecciones y otras patologías dermatológicas, pero en verano, el resultado es más peor, la naturalidad es esencial. Po ello, aplica sólo una capa de tu base de make up, que sea muy fina, de fácil absorción. Si buscas un efecto más cubriente pero natural, también una BB Cream es una buena opción. En este caso, menos es más.
  3. Si tienes la piel seca, una base hidratante al agua es la adecuada para tu piel, pero si es grasa, lo mejor será inclinarse por unos simples polvos traslúcidos y otros de efecto bronceador para dar pequeñas notas de color. Hay que quitar de nuestro neceser aquellos productos que estén compuestos por aceite, ya que en verano nuestra piel transpira mucho más, los poros se abren para absorber mejor y podría dar lugar a acabados con mucho brillo (que parecerá sudor).
  4. Aquellos productos iluminadores dan mucho juego en verano, aportan jugosidad a la piel, y junto con los polvos bronceadores, darán un aspecto increíblemente de escándalo. En verano, el uso de bronceadores es indiscutible, pero realizando es strobbing (que no ha pasado de moda), nuestra piel quedará perfecta en una sesión de fotos. Mi consejo es usar un iluminador líquido, para un efecto más natural.
  5. Los productos de larga duración están en el mercado desde hace muchos años, están genial, pero suelen ser muy opacados y resecan mucho. En este caso, si quieres alargar la duración de tu look, lo mejor será adquirir un producto waterproof, ya que no sólo es resistente al agua, si nó al sudor, que es lo que hace que nuestro maquillaje escupa con mucha facilidad en la época estival.

bases verano

Los colores del verano

 

La tonalidad por excelencia en verano es el cálido. Los colores como el blanco, el amarillo, el dorado, el cobre, el naranja, el rojo vivo y el coral están muy presentes en nuestros estilismos. Pero a veces las combinaciones no son las más acertadas.

Para un aspecto más fresco, la tendencia dice que la combinación perfecta es aquellos cálidos ya mencionados con colores primaverales, como rosas, verdes, azules claros y turquesas e incluso morados. Los flúor ya no son tendy, por lo cual, nada de colores llamativos.

Los marrones claros con un punto dorado, encandilan a cualquier look veraniego, y el negro cómo no, siempre será el perfecto acompañante de un maquillaje sofisticado. Los nudes también siguen agradando

Un ejemplo sería: Ojos en color rosa claro, con un marrón claro para profundizar la mirada, un eye liner en verde, máscara negro, blush muy poppi en rosa y labios glossy en coral. ¡Pruébalo!

Las texturas de estos colores deben ser brillosos, satinados o eléctricos, con efecto gloss, en crema y al ser posible waterproof. Al menos a lo que se refiere con la máscara de pestañas y delineadores es obligatorio.

Efectivamente, tal y como he mencionado, efecto gloss en labios, y es que los mates ya son historia o al menos a la llegada del calor. Eye liners de colores, también podeis probar las máscaras en colores azul, verde y morado.

maquillaje verano 2

 

Trucos para el maquillaje de verano

 

Además del protector solar, en mi maletín no falta una bruma de avena. Su uso antes del maquillaje aporta hidratación, confort y prepara la piel para el maquillado.

Si las sesiones de maquillaje se alargan, con una pulverización, actúa como reparador del cuarteo de la base y reaviva los colores, además de quitar la fatiga de la piel.

A la hora del desmaquillado, primero con el desmaquillante y el tónico, después daría lugar a la bruma. Su efecto es calmante, reparador, frescor y revitalizante.

piel verano

Las barras de maquillaje se deben conservar en un lugar ajeno al calor, ya que son de lo primero que se daña, en mi caso, lo pongo cerca de frigorífico, en la sombra. Lo mismo ocurre con las bases y correctores, que se oxidan, pero en este caso, sí están en la nevera junto con las cremas de tratamiento. Y es que, el frío da una sensación de confort a la piel, quita el aspecto de cansado y muy importante, descongestiona.

Evitar productos pesados y que lleven alcohol, nuestra piel está muy sensible al calor y eso podría producirnos manchas pardas, eccemas y otras alergias.

Exfoliarnos de forma habitual para un bronceado gradual, uniforme y una mejora de la iluminación natural de nuestra piel. Así la aplicación de nuestro maquillaje será más homogéneo.

Otra cosa que hago es beber mucha agua y comer mucha fruta, las que poseen mucha agua nos refrescará y evitará la deshidratación, pero, tomar frutas con contenido en vitamina C, nos ayudará a mejorar nuestro bronceado, activan agentes antioxidantes y nos limpiará de las toxinas típicas de una comilona en la terraza.

Hay más trucos de belleza, un montón, y que poco a poco iré desvelando. Pero si necesitas una atención personalizada de cómo llevar a cabo una rutina, estoy como Beauty Coach.

Si quieres saber más, ponte en contacto con Mi Maquilladora en [email protected], resolveré tus dudas. Puedes seguirme en Facebook y además muuuuuy pronto lanzaremos nuestro canal en Youtube.

¡Felíz Fin de semana y qué tu piel lo disfrute!

verano